El Monte Ferru es la formación volcánica más grande de Cerdeña. Está en el territorio situada entre Cuglieri, Santu Lussurgiu y la localidad La Maddonina. Destaca en el paisaje por su atractiva configuración natural: el lado occidental presenta imponentes murallas de basalto oscuro que se precipitan en el mar del Golfo de Oristano. la vertiente oriental, por el contrario, desciende suavemente hacia el altiplano de Abbasanta, dividiendo en dos laCerdeña centro-occidental. Alcanza a una altura de 1.050 metros con el monte Urtigu, enmarcado en una serie de relieves de piedra traquita con forma de cúpula o columna. Entre ellos es de especial interés el Monte Straderis, una cúpula transformada en anfiteatro, de un color claro y brillante que contrasta con el marrón del Monte Urtigu. No muy lejos se eleva la roca de Monte Entu, menos elevado. Los otros relieves son el monte Petrusu, Armiddosu y Punta Mandronisca. En el valle de Riu S'Abba Lughida fluye la cascada de S'Istrampu 'e Massabari. en el valle de Riu Sos Molinos (que recibe su nombre de los molinos de batanes que hay por el territorio), en las proximidades de Santu Lussurgiu está S'Istrampu de Sos Molinos: un espectáculo de la naturaleza realmente único, que crea escenografías acuáticas infinitas. El Monte Ferru está cubierto de bosques de encinas, madroños, brezos arbóreos, endrinos, espinos albares, rosas selváticas, jaras comunes y retamas. Hacia las cimas hay garrigas con cimas, perpetuas amarillas y tomillos. En algunos puntos de esta zona montañosa se pueden encontrar bosques de encinas, olmos y castaños seculares, fondos naturales en el centro turístico de San Leonardo de Siete Fuentes. Aquí nacen varios manantiales de agua oligomineral que atraen a algunos turistas, encantados por la belleza del paisaje.