El macizo granítico de los Sette Fratelli se erige en el área suroriental de Cerdeña, aislando el bajo valle del Flumedosa y el Sarragus en relación al Campidano de Cagliari. Como su nombre indica, está formado por siete cumbres graníticas con valles intercalados con profundas gargantas. “Septem Fratres” (Siete Hermanos) también es el nombre antiguo de un monte del África septentrional, llamando Djebel Mousse.

En realidad, las puntas del macizo sardo son más de siete: además de aquellas sin nombre, destacan la Punta Su Baccu Malu, Casteddu de Su Dinai, Punta Sa Ceraxa y Perd'a Asub'e Pari (Cima Garibaldi). Presentan alturas diferentes: desde los 791 m sobre el nivel del mar para la Perd’a Asub’e Pari a los 1016 para la Punta Sa Ceraxa que, en el norte, se une con la cumbre de Casteddu de Su Dinau, de 915 m, y de Baccu Malu, de 1015 m. El complejo montañoso es atravesad por diferentes cursos de agua: hacia el este y el norte, corren torrentes que se lanzan al estanque de Colostrai; hacia el occidente, los torrentes confluyen en el Río Maidopis; la vertiente meridional; sin embargo, aloja al Río Sa Ceraxa que, desemboca en Geremeas. El macizo se encuentra en el corazón del bosque estatal del mismo nombre que ofrece numerosas actividades naturales, determinadas; sobre todo, por su rica vegetación, con los típicos elementos del matorral mediterráneo, y por una rica fauna. Entre alcornoques, encinas, robles, brezos, hiniestas, mirtos y madroños es posible vislumbrar al majestuoso ciervo sardo.