Se deja la Ruta Estatal (SS) 131 a la altura de Tramatza, continuando por la Ruta Provincial (SP) 15 hasta Milis y Bonarcado, donde en la parte alta de la aldea está el conjunto monumental del santuario y la iglesia de Santa María, hoy parroquial.

Cómo llegar al monumento

En la zona donde se erige el santuario de Santa María, los últimos trabajos de restauración han revelado un asentamiento nurágico, sobre el cual fue construido un pueblo romano. El santuario fue establecido sobre un edificio termal tardoromano. El topónimo Bonarcado proviene de la iglesia dedicada a la Virgen Panàkhrantos y se remonta a la época bizantina. La iglesia parroquial de Santa María fue construida en la época de los juzgados sardos como iglesia camaldulense.

La iglesia de Santa María de Bonarcado es de suma importancia en la arquitectura románica en Cerdeña, no solo por su tamaño (31 m x 14 m, 9 m aprox. de altura), sino sobre todo por las circunstancias históricas relacionadas con su construcción. El documento más antiguo del "Condaghe di Santa Maria di Bonarcado" informa sobre la fundación, alrededor de 1110 por orden del soberano arborese Costantino I de Lacon-Gunale, de un monasterio camaldulense afiliado a la abadía pisana de San Zeno y ricamente dotado de iglesias, tierras, hombres y ganado. Otro documento conmemora la consagración de la nueva iglesia ("clesia nuova") de Santa María, que tuvo lugar en 1146-1147. La iglesia medía 30 m y tenía planta en cruz de tau. El primer orden actual de la torre del campanario es el brazo sur del transepto, mientras que el brazo norte ha desaparecido, así como el ábside original.

Una inscripción en la pilastra angular izquierda del alzado este indica que el inicio de la ampliación se dio en 1242, completado con la consagración en 1268. Se demolió el ábside y en su lugar se construyó un aula de tres naves cubiertas en madera, terminada en un nuevo ábside, más cerca del santuario altomedieval. Debido a las dos fases de construcción, en la actualidad la iglesia tiene una planta longitudinal de cerca de 50 m. A la primera fase pertenecen la fachada y el aula, con una longitud inferior a 20 m. A la segunda pertenece el resto, hasta el ábside. La sobria fachada se caracteriza por altas arcadas de medio punto que producen un fuerte empuje vertical, aligerando la imponente masa de basalto oscuro. Más concesiones al elemento decorativo se pueden ver en el alzado absidal, donde lesenas de acordeón dividen las superficies. Los remates están decorados con pequeños arcos lobulados sobre ménsulas alargadas.