Se puede llegar desde el pueblo de Bonorva en dirección a Bono. Tras unos 3 km, se gira a la derecha hacia el desvío hacia la comunidad de Rebeccu. Una vez en la pequeña aldea, se deja el coche en la plaza de la iglesia. Se prosigue derecho, manteniendo la iglesia a la izquierda y una fuente a la derecha, hasta encontrar un sendero. Tras recorrer unos cientos de metros, siguiendo las flechas pintadas en algunas piedras, se llega ante la puerta del terreno donde se encuentra la fuente. Se necesita el consentimiento del propietario para pasar.

Contexto ambiental

El monumento se encuentra en el extremo sur de la llanura de Santa Lucía, a unos 300 m en dirección este desde el pueblo de Rebeccu.

Descripción

El monumento, una pequeña fuente de culto de época nurágica, consta de un atrio y una pequeña cámara donde se recoge la vena de la fuente.

El atrio, pavimentado y de planta rectangular (5,15 m x 1,80 m), cuenta con asientos en sus paredes (0,30 m de alto. 0,40 m de ancho) y un pequeño nicho. Las paredes (2 m de alto. 3 m de ancho) consisten en hileras regulares de sillares de basalto formados cuidadosamente en bloques cuadrados.

Desde el atrio, se accede a la pequeña cámara a través de una entrada con vano trapezoidal (0,65 m de ancho. 0,64 m de alto) tallada en un lastrón monolítico.

La pequeña habitación (0,97 m de diámetro. 1,60 m de alto), construida con bloques de basalto labrados ​​sumariamente pero conectados con cuidado, presenta un techo "a tholos" cerrado con un gran lastrón horizontal.

Durante la era cristiana, se talló una cruz latina en la zona inferior de la lastra de cierre.

El agua fluye a través de una canaleta - tallada en el umbral de la entrada de la fuente - hacia un conducto de aguas residuales construido debajo del suelo del atrio mismo.

El lugar fue frecuentado hasta la antigüedad tardía, como lo demuestran las monedas del siglo IV d.C. encontradas en el tiempo de Taramelli durante la limpieza del vestíbulo.