La playa tiene un lecho marino de arena clara y fina, con tonalidades de gris pálido que se alternan con guijarros y rocas. La cala está rodeada por una baja y densa vegetación de enebros, que dan sombra para disfrutar de un poco de frescura en los días de verano. Está en un entorno agradable de gran belleza. Se puede apredicar la maquia mediterránea, que se esparce vivazmene con amarillos y rosados.