Cala d'Arena es la playa más al norte de la isla de Asinara y quizá una de las más bonitas. En invierno queda dividida en dos por un pequeño arroyo, y tras ella hay una torre costera que data del siglo XVI. Hasta hace unas décadas aquí ponían sus huevos las tortugas Caretta caretta, y también se podía encontrar algunos ejemplares de foca monje. La playa es de arena blanca y aguas increíblemente transparentes, rodeada por maquia mediterránea. Cala d'Arena es un espacio protegido declarado, por su extraordinaria belleza natural que se manifiesta en los colores azulados del mar y los tramos escarpados y pintorescos que alternan con la arena blanca. Justo al norte de la Cala está el faro de Punta Scorno, que marca el extremo septentrional de la isla de Asinara.