Cala Conneri es una bahía de arena blanca rodeada de rocas de color rosa, cubiertas por verdes enebros, romeros y lirios silvestres. Es el telón de fondo de un mar esmeralda especialmente luminoso, casi irreal por sus vivos tonos, sobre todo en días soleados. La playa de Cala Conneri es bastante concurrida, tanto por su encanto único como por su posición privilegiada que la protege del viento.