En los municipios de Anela, Bono y Bultei se encuentra el territorio del Bosque Anela, instituido en 1886 por Decreto real y ampliado con el curso de los años. Alcanza su altura máxima en Punta Masiedda (1.158 metros), pero la mayoría del territorio está a unos 1000 metros, en un altiplano amplio, del que fluyen las aguas que originan los principales afluentes del Río Coghinas y Tirso. Toda el área está cubierta de encinas, que en algunas zonas se mezclan con plantas de acebo, mientras algunas zonas reforestadas cuentan con ejemplares de hayas, castaños, cedros de atlas, pino negro y abetos, que recrean en esta parte de la Cerdeña un limbo de bosque de los Apeninos. Los cedros de Atlas que crecen en la localidad de Masiemmera son enormes, en el centro de amplios prados que en primavera se cubren de flores de mil colores.