El lugar arqueológico se encuentra en el Monte Senes, en Baronia. La fuente tiene un manantial natural y parte de la fachada monumental, hecha de basalto. Se puede ver parte de la pared circundante hecha de bloques de granito. El muro está construido sobre el afloramiento de la roca granítica. A lo largo de una vertiende del río Remulis, se ha identificado dos estructuras monumentales construidas con hileras irregulares de sillares apenas labrados.