Cerdeña, cada territorio tiene su propio vino

Carignano - Sulcis

Cerdeña, cada territorio tiene su propio vino

Clima templado, sol, suelo calcáreo, aire salado y viento mistral hacen que los vinos de la isla sean abocados y fragantes, fuertes y nobles: los descubrirá en itinerarios de degustación en las zonas de producción de los néctares de uva más famosos
Viñas autóctonas o importadas y perfectamente armonizadas, genius loci de una tierra milenaria

Las gotas de rocío en las hileras, las hojas movidas por el mistral, el calor del sol en el viñedo, el granito que prensa las uvas, el conocimiento transmitido de generación en generación, el sabor que toma forma mientras el tiempo no pasa en vano en las barricas. Es la Cerdeña del vino, la más auténtica. Descubriendo las variedades de uva sardas, tanto las autóctonas, una extraordinaria riqueza e identidad ancestral, como las importadas, perfectamente armonizadas en el medio ambiente a lo largo de los siglos, hará un viaje para descubrir los genius loci de una tierra con tradiciones centenarias. Guiados por los sentidos, descubrirá los territorios a través de sus excelentes producciones vinícolas. Néctares que transforman las degustaciones en atractivas e inmersivas experiencias que generan emociones multisensoriales y recuerdos que perduran en el tiempo. Durante las visitas a las bodegas entrará en contacto con toda la cadena de producción, conocerá de cerca la identidad y la calidad de los vinos, degustará la naturalidad y la autenticidad de los productos típicos. Usted apreciará todo lo que gira alrededor, desde el paseo en el viñedo a eventos relacionados con el vino, incluyendo Bodegas abiertas en varios centros del sur de Cerdeña, Cálices bajo las estrellas en Jerzu, en Ogliastra, fiestas del vino nuevo, entre ellas la de Milis, en la zona de Oristano.

Sa Innenna, Cortes Apertas - Sorgono
cannonau y vermentino los grandes, luego muchas otras producciones de excelencia

Las asociaciones Città del vino y Strade del vino proponer itinerarios temáticos para descubrir la producción de las marcas doc y docg. Los itinerarios cubren toda la isla, cada itinerario lleva el nombre del vino. El cannonau es la cepa más característica de Cerdeña, cuya producción está certificada desde la Baja Edad Media. Sus tierras originarias e históricas son Ogliastra y Barbagia. Actualmente es cultivado también en las escarpadas colinas de la Trexenta y de Gerrei, en las suaves colinas de la Marmilla y en las ondulantes extensiones de Parteolla, es decir, en el Campidano medio y bajo respectivamente. La ruta para descubrir el vino tinto con cuerpo pasa por las bodegas de Dolianova y Serdiana, de Lunamatrona y Sanluri, luego se dirige a la campiña del Sarrabus, en Castiadas y Muravera, remontándose a los orígenes del cannonau, en Cardedu, Jerzu y Ulassai en Ogliastra, ‘tierra de los centenarios’. Luego más al norte, en la Barbagie di Ollolai y Nuoro: en Dorgali, Orgosolo, Mamoiada y Oliena, patria del ‘robusto’ Nepente, alabado ya por D’Annunzio. En la más occidental de la Barbagie, enAtzara y Sorgono, se cultiva el mandrolisai, que da nombre a la región histórica, la zona vitivinícola por excelencia. Otra cepa de renombre, un tiempo ‘popular’ es precisamente de esta y otras zonas: el bovale, llamado nieddu mandroni (‘negro perezoso’) por los antiguos bodegueros en señal de desprecio, es hoy en día una estrella enológica internacional.

Malvasia - Modolo
Autenticidad, identidad y naturalidad: la cata de vinos es una experiencia inmersiva en el territorio

El 80 por ciento de los terrenos italianos cultivados en vermentino están en Cerdeña: es la viña más representativa de la isla junto con el cannonau. La mayoría de las hileras del famoso y cualificado viñedo se extiende en el norte, desde Olbia a Alghero, a través deGallura, Monte Acuto, Logudoro, Anglona, Romangia y Nurra. Las históricas y más famosas bodegas de los blancos doc y docg están, además que en las dos ciudades principales (Olbia y Alghero), también en Arzachena, Berchidda, Luogosanto, Monti, Santa Teresa Gallura, Sorso Sennori, Usini y Olmedo. Otros producciones deliciosas del norte de Cerdeña, especialmente de Sassarese y Nurra, son el cagnulari, el torbato y el moscatel. La malvasia es un vino fino y exquisito, típico de una pequeña zona centro-occidental. Se puede disfrutar en varias versiones: desde el natural seco o dulce hasta los más raros licoroso seco o dulce. El itinerario a su descubrimiento atraviesa todos los pueblos del Montiferru y de la Planargia, desde Cuglieri a Scano Montiferro, desde Flussio a Modolo, desde Sennariolo a Suni,, desde Tinnura a Tresnuraghes hasta Bosa, uno de los pueblos más bellos de Italia, cuyas coloridas casas suben a la colina coronada desde el castillo medieval de Serravalle y se reflejan sobre el río Temo. Un poco más al sur, descubrirá otra producción ‘restringida’: la vernaccia es una cepa autóctona cultivada desde la época nurágica. Las bodegas más significativas que producen el vino exquisito están en Oristano, Cabras, Solarussa, Milis y Baratili San Pietro. En la zona de Oristano, no hay que olvidar las bodegas del centro agrícola por excelencia: Arborea.

Cannonau - Jerzu
Carignano - Sulcis
Cada rincón de la isla tiene una historia vitivinícola ligada al paisaje, al medio ambiente y a la comunidad

Cerdeña no es solo cannonau y vermentino, otras cepas milenarias dan vida hoy a producciones de alto nivel. La cepa monica es el tinto más común en el sur de Cerdeña. La producción mayor está entre Cagliari, Iglesias y Oristano. La denominación de origen controlada la distingue en monica de Cerdeña y Cagliari, cuyo itinerario parte de la capital y serpentea por el paisaje de todo el Campidano. También el nuragus, vino blanco doc es muy popular: proviene de una vid antigua, tal vez autóctona y domesticada o importada por los fenicios. La cepa está cultivada sobre todo en Marmilla, Sarcidano, Parteolla, Trexenta y Gerrei. Además de estos dos vinos, también se pueden degustar los vinos de postre, nasco y moscatel, en las bodegas de Dolianova, Serdiana, Soleminis, Ussana, Senorbì, Settimo San Pietro y Monserrato. Sulcis significa carignano. Una cepa que, importada de Piamonte en la época de los Saboya, en los suelos calcáreos y arenosos del suroeste de la isla, ha encontrado su hábitat ideal y se ha armonizado perfectamente con el medio ambiente. Ha pasado de un vino común a producción de personalidad y alta calidad, de un vino históricamente "fuerte" a un vino tinto de mesa con una graduación moderada. La ruta a su descubrimiento parte del Iglesiente y se desarrolla a través de los relieves de Sulcis, hasta la costa. En la isla de Sant'Antioco hay algunas de las bodegas más famosas. Las otras principales se encuentran a lo largo de la bifurcación que conduce a Giba, a través de Narcao, Perdaxius y sobre todo Santadi.

Tema