Se deja Castelsardo para seguir por la Ruta Estatal (SS) 200 en dirección suroeste hacia Sassari. Tras 15 km, se gira a la izquierda en la Ruta Provincial (SP) 15. Una vez en la Ruta Provincial (SP) 17, en la aldea de Tergu, se vuelve a girar a la izquierda en el Viale Benedettini, y al final está la Iglesia de Nuestra Señora.

Contexto ambiental

La iglesia está a las afueras del pueblo moderno, en el lugar del asentamiento romano de Cericum. Aquí surgió en la Edad Media el más importante monasterio benedictino de Anglona, ​​sede del priorato casinense, al que se anexó la iglesia de Santa María (o Nuestra Señora) de Tergu.

Descripción

La iglesia de Nuestra Señora de Tergu se caracteriza por el atractivo de la fachada, que juega con el contraste entre las molduras de piedra caliza clara y el paramento de vulcanita de tonalidades rojo-púrpura.

En 1122, pasó a ser propiedad de los monjes casinenses con el título de "Sancta Maria de Therco", pero no se conoce el año de la donación. El "Libellus Judicum Turritanorum" indica que fue fundada por Mariano I de Lacon-Gunale, soberano de Torres entre 1065 y 1082. Dos fragmentos de inscripciones informan sobre una obra en el monasterio en la segunda mitad del siglo XII, cuando es probable que se haya reconstruido la fachada. En el siglo XV, el monasterio fue incorporado en la Mensa arzobispal de Torres. A este período se podría remontar el portal de acceso y parte de las ruinas del complejo monástico. El esquema compositivo de la fachada y su decoración traen de vuelta los modelos pisanos de la segunda mitad del siglo XII. La iglesia tiene planta en cruz de tau, con un campanario de caña cuadrada al norte. Es probable que la estructura original fuera de una sola nave con ábside al noreste, para después convertirse en cruz de tau con la inserción del transepto. Los brazos del transepto presentan bóvedas de cañón, pero se abren hacia el aula con arco ojival.

Los muros del transepto tienen zócalo de escarpa y arcos cortados alineadamente. La fachada carece de frontón, que se derrumbó con el paso del tiempo. El primer orden se establece sobre grandes arcadas ciegas. En la del centro se encuentra un portal arquitrabado coronado por un arco de descarga que alterna sillares de piedra volcánica con sillares de piedra caliza. En el segundo orden, un óculo cuadrilobulado se abre en la falsa logia de cuatro columnas, dos de ellas en forma de zig-zag.